Estar y mantener al tanto de las noticias inmobiliarias en tiempos de confinamiento, es una labor que en John Medina nos tomamos muy en serio, pues solo así conseguiremos conocer los cambios que se acontecen en el sector y poder con ello ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

Es evidente que el COVID-19 ha paralizado la compra-venta, así como los alquileres de larga duración. Esta situación no remontará según estiman los expertos de economía hasta finales de año, y con ello traerá importantes cambios.

  1. Bajará el precio de la vivienda.

Basándonos en los datos que sostiene Century 21, se prevé una caída de entre un 10% y un 15%. Los vendedores tendrán que adaptarse a las nuevas circunstancias y más si la venta de su inmueble quiere cerrarla de forma rápida.

  1. Tipos de interés.

Los tipos de interés permanecerán muy bajos, es posible que continúen en el 0,0%, hasta el 2022, por lo que adquirir una vivienda en estos meses puede convertirse en una operación muy rentable.

  1. El alquiler vacacional se reducirá.

Es muy probable que las viviendas que actualmente son empleadas para el alquiler vacacional cambien su función y se transformen en viviendas de alquiler de larga duración. Aunque para muchos, esta noticia no sea bien recibida, para quienes optan por vivir de alquiler será una buena oportunidad, habrá más viviendas donde elegir.

  1. Nuevos conceptos en la arquitectura.

El tiempo de confinamiento nos permite ver la vida en los hogares y cómo influyen ciertos aspectos de la construcción en la naturaleza, la cual se ha visto beneficiada por este parón mundial. Es muy probable que los arquitectos se replanteen tanto la edificación como la tipología de la vivienda tras este periodo.

Estos son algunos de los cambios que el COVID-19 introducirá a corto plazo en el sector inmobiliario, para manteneros al tanto, no duden en consultar el blog del John Medina Real Estate.