Casas antiestrés

Casas antiestrés

Llegamos a nuestra casa con la intención de relajarnos, pero no siempre es posible.

Las tareas diarias como la limpieza del hogar, hacer la comida, colocar la compra, suponen una carga de responsabilidad que se suma a las ya existentes en el entorno laboral, ¿podemos reducir el estrés en nuestras casas?

Parece un hecho difícil pero en John Medina como expertos asesores inmobiliarios, os presentamos algunas medidas para hacer de vuestro hogar un verdadero rincón antiestrés.

¿Cómo hacer una casa antiestrés?

Son varios factores los que influyen en la decoración y en la organización de un hogar para reducir el estrés, desde la distribución arquitectónica, hasta la elección de los colores influyen, os lo explicamos con detalle.

  1. Colores que ayudan a relajarnos.

    Debemos prestar especial atención a la paleta de colores cuando decidamos pintar las paredes de nuestra casa, pues influyen de forma directa en nuestra armonía interior.Para ello evitar colores estridentes, y elegir tonos verdes, blancos, y azules claros.

  1. Plantas.

    Quien tiene un jardín tiene un tesoro zen en su hogar, pero si no es su caso, recomendamos tener plantas de interior. Está demostrado que el cuidado de las plantas relaja la mente, además de aportar limpieza en el ambiente, llenan de belleza tan solo con su presencia.

  2. Rincones para ti.

    Si tienes un hobby como la lectura, el bricolaje, la pintura o la meditación, crear un espacio exclusivo para ello en tu casa es de las mejores iniciativas. Podrás hacer lo que te gusta y disfrutar de ello sin interrupciones, entrar en una habitación o rincón donde sabes que el disfrute estará asegurado, pues estás haciendo lo que te gusta.

  3. Materiales naturales.

    Elegir a conciencia objetos que estén realizados con materiales naturales para decorar e incluso para cocinar, no solo beneficia al medio ambiente, aporta calidez a su hogar. Evita lo sintético y el plástico, y sustitúyelo por madera, esparto, corcho, cerámica, vidrio…

  4. Tira, dona o recicla.

    Acumular objetos, tener las paredes o los muebles recargados de figuras y cuadros, desorden en los armarios…nada de esto beneficia a la calma, lo ideal es que te deshagas de lo que no uses ya sea donándolo o tirándolo, y si crees que tienen otra utilidad recíclalo y dale otra vida.

    Pero toma esta iniciativa, es increíble todo lo que se acumula y no aporta nada.

Estos son los 5 consejos que John Medina os trae para poder hacer de vuestro hogar un lugar relajado y sin presencia de estrés.

2020-03-02T10:40:32+01:00 marzo 9, 2020|